Proteja su privacidad en línea: cómo evitar fraudes electrónicos.

El 2021 dio lugar a uno de los ataques cibernéticos más grandes de los últimos tiempos, afectando el oleoducto más importante en Estados Unidos. Diversos noticieros informaron que el suceso provocó la detención de suministros de diversos productos refinados como el diésel, nafta, entre otros, provocando no solo millones de dólares en pérdidas, sino un aumento de aproximadamente 4% en el precio global de la gasolina.

En octubre del año pasado, las redes sociales de Meta sufrieron caídas generalizadas por varias horas, con un impacto tan relevante, que volvió a evidenciar la dependencia de marcas y empresas, sobre estas plataformas.

“Está claro que, si compañías del nivel del oleoducto de Colonial Pipeline o las redes sociales Facebook, Instagram, etc. han tenido sus ataques y caídas, nosotros estamos también en riesgo diario de caer en trampas cibernéticas que pueden costarnos desde una pequeña cantidad de dinero hasta perderlo todo”, explica Pedro Álvarez, Technology Manager en Cloud de CESA.

Los crímenes cibernéticos están a la orden del día y específicamente en Costa Rica se disfrazan de bancos, instituciones públicas, e incluso del dolor ajeno para poder estafar y sacar grandes cantidades de dinero a los usuarios y compañías.

¿La próxima pandemia podría ser cibernética?

Durante la pandemia, los cibercriminales encontraron más oportunidades para cometer sus delitos debido al incremento del teletrabajo, el aislamiento, y el aumento de transacciones en línea y la virtualidad.

Según el informe de riesgo global 2021, el cual es elaborado por el Foro Económico Mundial, una de las mayores amenazas que podría sufrir la sociedad mundial en los próximos diez años sería en la seguridad cibernética, desatando una probable ola de ataques y crímenes.

El incremento de un 400% de ataques cibernéticos a empresas desató especulaciones de una posible pandemia de este tipo, en la que todos, pequeñas, medianas y grandes empresas se verían afectadas.

“Estos números podrían alarmar, sin embargo, es importante que cada persona, empresa u hogar, busque las formas y herramientas para proteger su patrimonio social y material de los criminales cibernéticos”, afirma Álvarez.

Compartimos algunos consejos que puede aplicar para evitar ser estafado o atacado:
  • Cuide sus redes sociales: No comparta información sensible y valore la conveniencia de compartir su ubicación, fotografías y otros detalles que puedan alertar sobre hábitos personales o familiares.
  • Cambie sus claves: Cambie periódicamente las contraseñas de las aplicaciones y servicios en línea pues eso previene el hackeo. Utilice generadores de contraseñas para hacerlas mucho más robustas.
  • No ingrese a sitios gratuitos para ver películas: Estos sitios pueden solicitarle información sensible que podrían utilizar los criminales para atacarle.
  • Asegúrese de que tiene aplicaciones de seguridad en sus dispositivos, ya sea firewall o antivirus.
  • Mantenga la privacidad sobre su lugar de trabajo o estudio pues esa información puede alertar a los atacantes sobre cómo podrían extraer sus datos.
  • Evite conectarse a redes públicas: Y si debe hacerlo asegúrese de que los puntos de acceso sean legítimos.
  • No guarde archivos con contraseñas en sus dispositivos: Si es víctima de un robo la información quedará disponible para el criminal.
  • No de información confidencial por Internet o teléfono: Las entidades financieras o instituciones públicas le harán saber por medio de sitios oficiales cuál información es la que solicitan y a través de cuáles plataformas debe brindarla. No ceda a supuestas presiones donde necesitan información urgente. En caso de duda llame a la entidad.

Estos son cuidados básicos que le ayudarán a no caer en la trampa de los cibercriminales.

Si usted desea implementar en su empresa soluciones de ciberseguridad, le invitamos a visitar el sitio de nuestro socio de negocios Four Consulting Group que ofrece soluciones estratégicas en tres áreas: Ofensiva (red team), Defensiva (blue team) y protección holística basada en Zero Trust; y Ciber inteligencia (purple team).

Recuerde que no se necesita tener una compañía grande para estar expuesto a un ciberataque y la seguridad también recae en cada uno de nosotros.

Déjanos tu información

"*" señala los campos obligatorios

Nombre*